Área Discapacidad. Centro día

 

  • Metodología

    La metodología a utilizar para la consecución de los objetivos se adapta a las necesidades individuales de los propios usuarios, ya que se considera primordial partir de la evaluación previa o del programa individualizado de cada usuario para desarrollar metodologías lo mas ajustadas posibles. Aun así se trabaja en dos tipos de niveles que van a determinar la metodología a aplicar en cada caso.

    En primer lugar se observa un nivel básico de iniciación en habilidades, y otro segundo nivel en el que se observan usuarios que apuntan a la necesidad de mantener esas habilidades. Teniendo en cuenta las necesidades observadas en el análisis o la evaluación previa, se determinarán los apoyos necesarios para llevar a cabo la implementación en cada uno de los niveles de intervención.

    • Objetivo operativo
    • Niveles de intervención
    • Iniciar habilidades.
    • Mantener habilidades.
    • Desarrollar hábitos.
    • Determinar tipo de apoyos.
    • Ayuda verbal Ayuda físicaImitación.
    • Ayuda verbal Indicación verbal.
    • Indicación verbal.
    • Ejemplo: Lavarse las manos.
    • Establecer secuencias de las que se compone la habilidad.
    • Supervisión continua de la habilidad. Indicación verbal de alguna secuencia.
    • Observación de la iniciativa. Interiorización de habilidad adquiridaAsociación.

    Por tanto, y atendiendo de la forma más precisa posible a las necesidades detectadas, se establece un metodología específica para cada nivel de intervención. Es imprescindible  realizar un análisis de la tarea, es decir, especificar las secuencias propias de la habilidad.

    En el caso de que el usuario demande como nivel de intervención, el mantenimiento de las habilidades, simplemente se realizará una supervisión continua a la hora de desarrollar la habilidad, ofreciendo apoyo verbal puntual con el fin de recordarle al usuario aquellos pasos que ha obviado o que necesita reforzar, con el fin de interiorizar cada una de las secuencias.

    Los usuarios se encuentran iniciados en la mayoría de las actividades, siendo fundamental respetar, lo más posible, sus tiempos de reacción y ejecución de las tareas, limitando los apoyos a los que se consideran estrictamente necesarios y así, con el tiempo poder ir reduciendo la cantidad y frecuencia de los mismos. Con todo, hablamos de vida participativa, procuraremos no resaltar tanto lo que no pueden hacer como lo que pueden hacer con nuestra ayuda.