NOTICIA

 

Momento en el que se ha colocado, de forma simbólica, la primera piedra para la construcción del nuevo colegio Padre Apolinar
08-11-2016

Colocada la primera piedra para la construcción del nuevo Colegio Padre Apolinar de la Obra San Martín

Santander, 08 de noviembre de 2016. Esta mañana, la FUNDACIÓN OBRA SAN MARTÍN ha colocado la primera piedra para la construcción del nuevo Colegio Padre Apolinar, que comenzará a construirse en enero de 2017. El nuevo edificio, que se ubicará en una parcela cedida por el Ayuntamiento de Santander, en la calle Autonomía número 4, permitirá ampliar las plazas de las 70 actuales a 100, así como conseguir una mayor especialización en los servicios pedagógicos que ofrecen. Al acto han asistido el alcalde de Santander en funciones, César Díaz, el consejero de educación del Gobierno de Cantabria, Ramón Ruiz, el presidente del Patronato de la Obra San Martín, José María Carceller, el director de la Fundación, Juan Fernández Armenteros, así como diferentes autoridades. En su discurso, el presidente del Patronato de la Fundación Obra San Martín ha resaltado que la construcción de unas nuevas instalaciones, “permitirá ofertar a un mayor número de niños y jóvenes un proyecto educativo, terapéutico e innovador más especializado”, al mismo tiempo que ha agradecido a las administraciones públicas, Gobierno de Cantabria y Ayuntamiento de Santander, la colaboración, “no sólo ahora sino que siempre están apoyándonos en todo lo que hacemos”. Por su parte, el consejero de educación del Gobierno de Cantabria, Ramón Ruiz, ha agradecido a la Fundación su labor durante sus 70 años y les ha felicitado por su visión en el trabajo, diseñado de una forma “global” en sus intervenciones “que cree en las personas y hace que las personas crean en sí mismas”. “Comparto la filosofía del Colegio Padre Apolinar el cual conozco, su programa de calidad de vida y emprendimiento” ha señalado Ruiz, al tiempo que ha manifestado el “compromiso” del Gobierno con la Obra San Martín, con la concertación de plazas a través del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), y ha destacado que, en el ámbito educativo, hay 15 escolares que acuden a las instalaciones de la entidad a reforzar sus capacidades. A continuación, el alcalde de Santander en funciones, César Díaz, ha señalado que la construcción del nuevo colegio Padre Apolinar “va más allá de un nuevo edificio” ya que “va a conseguir que la labor que realiza la Obra San Martín alcance a más personas” y, eso, “va a conllevar ayudar más y mejor a los niños”. Díaz ha dicho también que la labor de la Obra San Martín es “indispensable” para la ciudad y la sociedad, por lo que ha trasladado el agradecimiento de Santander a la Fundación “que después de 70 años no se conforma sino que continúa progresando”, ha finalizado. El “Colegio Padre Apolinar” es un centro concertado de educación especial donde se imparten las etapas de educación básica, programas transición a la vida adulta y el programa específico de formación profesional básica. En la actualidad, desde el colegio, que se encuentra ubicado junto al resto de instalaciones que la Fundación Obra San Martín tiene en Valdenoja, 21 profesionales (profesores, fisioterapeutas, logopedas, auxiliares, etc.) atienden a 70 personas (el máximo de su capacidad) que, con la construcción del nuevo edificio, pasará a albergar a 100 alumnos. Será un colegio pensado para potenciar las capacidades de los alumnos con discapacidad que va a permitir desarrollar metodologías de trabajo que favorezcan el emprendimiento educativo y que posibilitará su inclusión en la sociedad. DATOS SOBRE EL NUEVO COLEGIO PADRE APOLINAR El nuevo colegio Padre Apolinar tendrá una superficie de 3.500 metros cuadrados distribuidos en una sola planta que garantiza la accesibilidad total, sin barreras arquitectónicas, ambientalmente sostenible, que va a suponer un avance importante en la atención a las personas con discapacidad y que aumentará su capacidad actual. Entre las nuevas infraestructuras con las que va a contar, destacan sus 17 aulas (con un máximo de 6 niños por aula), talleres, piscina terapéutica, gimnasio con plataforma vestibular y salas de fisioterapia, entre otros. Será un colegio pensado para potenciar las capacidades de los alumnos con discapacidad que va a permitir desarrollar metodologías de trabajo que favorezcan la filosofía del emprendimiento educativo y que posibilitará desarrollar terapias rehabilitadoras específicas y adaptadas a las necesidades de los alumnos del centro. El nuevo edificio estará ubicado en una parcela de 8.000 metros cuadrados cedida por el Ayuntamiento de Santander y supondrá una inversión de 4 millones de euros. Está previsto que las obras se inicien en enero de 2017 con un plazo de ejecución de 18 meses. SOBRE LA FUNDACIÓN OBRA SAN MARTÍN: La FUNDACIÓN OBRA SAN MARTÍN es una entidad social de carácter privado, sin ánimo de lucro, abierta a las necesidades de la sociedad. Apoya a las personas buscando que ellas sean los protagonistas de su propia vida y promoviendo oportunidades de desarrollo personal y participación. La entidad, que desarrolla su labor en Santander (Cantabria) desde 1946, apuesta permanentemente por la calidad en todos los apoyos, servicios y centros que presta y avanza hacia la consecución de modelos de calidad. La Fundación impulsa aquellos servicios que contribuyen a favorecer la inclusión social de la persona adaptando los modelos de intervención e innovando en la puesta en marcha de nuevos programas. Además del “Colegio Padre Apolinar”, la Obra San Martín cuenta con el colegio de educación ordinaria “San Martín”, en el que se imparte educación infantil, primaria y secundaria. La Obra San Martín también dispone de tres centros de día en Cantabria. El “Miguel Manso” y el centro de día “San Martín”, destinado a personas adultas, y “Jado”, para personas que presentan procesos de envejecimiento. Además, cuenta con un centro ocupacional, “La Semilla”, donde trabajan por la formación y futura inclusión socio-laboral de las personas. En total son 95 las personas a las que dan apoyo cada día desde estos lugares. La Obra San Martín también cuenta con 135 plazas de atención residencial, para lo que dispone de dos centros residenciales de atención básica: “Jado” y “La Cabaña”; un centro residencial de atención 24 horas: “La Albarca”; y dos viviendas de alojamiento supervisado en Santander. Hoy, la Fundación Obra San Martín mira hacia el futuro apoyándose en la experiencia y solidez que le ha aportado cumplir 70 años ayudando a las personas que lo han necesitado en Cantabria. El equipo profesional de la Obra San Martín está formado por 200 profesionales que atienden cada día a más de 525 personas.